sujeto paciente

2 entradas

Oraciones activas y pasivas (pasiva perifrástica y pasiva refleja)

En esta nueva publicación vamos a centrarnos en la explicación de las oraciones activas y pasivas. Para ello, determinaremos cuál es la estructura gramatical de cada una de estas oraciones y también veremos algunas diferencias semánticas que se establecen entre ellas.

A. Oraciones activas

Desde el punto de vista semántico, podemos decir que una oración activa es, básicamente, aquella en la que el sujeto realiza la acción verbal.

Desde el punto de vista sintáctico, hay dos elementos imprescindibles en la estructura de una oración activa:

  • Sujeto agente: es una función sintáctica y semántica al mismo tiempo.

Andrés traerá el material necesario. > Sintácticamente, «Andrés» es el sujeto, porque concuerda en persona y número con el verbo; y semánticamente, es un sujeto agente, ya que realiza la acción verbal.

  • Verbo en voz activa: puede presentarse en forma simple o compuesta (con el auxiliar ‘haber’).

Ya he resuelto el cubo de Rubik.

cubo Rubik

 

B. Oraciones pasivas

La oración pasiva es aquella en la que el sujeto recibe o padece la acción verbal.

Al explicar la estructura sintáctica de las pasivas, tenemos que distinguir entre dos tipos de pasivas: la perifrástica y la refleja. En la pasiva perifrástica encontramos estos elementos:

  • Sujeto paciente: se trata también de una función sintáctica y semántica.

Esta asignatura será impartida por nuestra tutora. > Sintácticamente, «esta asignatura» es el sujeto porque concuerda en persona y número con el verbo; y semánticamente es un sujeto paciente porque recibe la acción verbal, no la realiza.

  • Verbo en voz pasiva: se trata de una perífrasis verbal formada por el verbo auxiliar «ser» o «estar» y el participio de un verbo principal. (Por ello, estas pasivas reciben el nombre de «perifrásticas».

El violín fue tocado armoniosamente por el músico. > En este caso encontramos el verbo «tocar» en voz pasiva, conjugando el auxiliar «ser» y el participio del verbo principal.

violin

  • Complemento Agente (CAg): la presencia de este complemento no es imprescindible para tener una oración pasiva. Se trata de un SP (encabezado por la preposición ‘por’) que complementa al verbo indicando quién es el agente de la acción.

El ladrón ha sido detenido por la policía> «La policía» es quien realiza la acción de ‘detener al ladrón’; por ello su función dentro del predicado es la de complemento agente (CAg).

 

Transformación de activa a pasiva

Antes de pasar a explicar las pasivas reflejas, podemos ver la relación que existe entre una oración activa y una pasiva. Veamos qué cambios se producen observando estos ejemplos:

Esquema Activa-Pasiva

ACTIVA > Van Gogh / pintó / ese cuadro / en París.

PASIVA > Ese cuadro / fue pintado / por Van Gogh / en París.

1. En la forma activa encontramos, como ya se ha explicado, un sujeto agente, que en la pasiva pasa a ser el complemento agente.

2. Además, para poder transformar una oración activa a pasiva, esta tiene que ser necesariamente transitiva. El complemento directo de la activa se transforma en el sujeto paciente de la pasiva.

3. Como vemos en los ejemplos, el verbo en voz activa de la primera oración pasa a estar en voz pasiva.

Si en la oración activa aparecen otros complementos, estos no sufren ningún cambio al transformar la oración a pasiva (como ocurre con el CCL «en París»).

 

Para acabar este tema, vamos a ver en qué consiste una oración pasiva refleja. Veamos cuáles son los elementos que encontramos en estas oraciones y que las diferencian de las pasivas perifrásticas.

Ejemplo: Se han instalado nuevos ordenadores en el despacho.

  • Sujeto Paciente: este es el único elemento que esta pasiva presenta en común con la perifrástica.
  • Verbo en voz activa: a diferencia de la perifrástica, que presenta el verbo en voz pasiva.
  • ‘SE’, marca de pasiva refleja (MPR): esta forma pronominal no realiza otra función sintáctica; sirve únicamente para crear la oración pasiva refleja.

Como vemos en el ejemplo anterior y en la teoría que se ha explicado, estas oraciones pasivas no pueden llevar complemento agente (CAg). Es posible que encontremos alguna pasiva refleja con CAg, pero es importante que sepamos que esta construcción es incorrecta: *Se revisará el trabajo por los encargados de cada equipo.

 

Antes de acabar esta lección de hoy, simplemente añadiré que la pasiva perifrástica es una estructura cada vez menos usada en castellano. Su uso ha quedado sobre todo para la lengua formal y solemos encontrar estas construcciones de forma más frecuente en la prensa. Por otro lado, existen oraciones activas transitivas (que teóricamente admiten la pasiva perifrástica) cuya forma pasiva no se usa. Es lo que ocurre con el siguiente ejemplo:

Tengo un nuevo libro de ese autor. > Un nuevo libro de ese autor es tenido (por mí).

 

Hasta aquí ha llegado el tema de hoy. No perdáis de vista la siguiente publicación en la que revisaremos los valores de «se».

 

Características y tipos de Sujeto

Ya hemos visto que el Sujeto es uno de los componentes básicos de la oración. En este apartado, vamos a ampliar esta información, explicando las propiedades sintácticas de este componente oracional e indicando los tipos de sujeto que podemos encontrar.

Propiedades sintácticas del Sujeto

  • Recordemos, en primer lugar, que la única propiedad sintáctica del Sujeto, que nos va a ayudar a identificarlo siempre, es la concordancia que se establece entre este y el núcleo del Predicado.

    Los alumnos fueron al teatro.

  • También es necesario tener en cuenta cuáles son los elementos que pueden desempeñar la función de Sujeto:
    • Cualquier sustantivo o sintagma nominal:
      Roberto sí me llamó.
    • Un adjetivo o sintagma adjetival sustantivado:
      Lo más sorprendente de todo fue su respuesta.
    • Un pronombre o grupo pronominal:
      ¿Cuál de estas películas te gusta más?
    • Aunque se explicarán posteriormente, adelantamos que las oraciones subordinadas sustantivas pueden tener, también, la función de Sujeto:
      Es necesario que estudies más.
    • Los sintagmas adverbiales y preposicionales, sin embargo, no puden desempeñar esta función. Hay oraciones que, por su significado, son muy parecidas y, en cambio, es necesario tener en cuenta estos aspectos sintácticos para diferenciarlas. Presta atención a estos ejemplos:
      Me duele la rodilla. / Me duele en la rodilla.
      (Semánticamente, estas dos oraciones son similares, pero desde el punto de vista sintáctico, solo tiene sujeto la primera, desempeñado por el sintagma nominal la rodilla).

Tipos de Sujeto

Voy a explicaros a continuación que, tanto desde el punto de vista sintáctico, como semántico, nos podemos encontrar con ciertas variaciones en las oraciones, en función del sujeto que presenten.

Sujeto expreso o explícito y sujeto omitido o implícito

  • Hablamos de sujeto expreso o explícito cuando se trata de un sintagma o proposición localizable en la oración, que desempeña esta función. Diciéndolo de una forma sencilla, se trata de un sujeto «que vemos» y «que podemos subrayar» si lo deseamos.

    Los alumnos saldrán por la puerta principal.

  • Hablamos de sujeto omitido o implícito cuando el sujeto de una oración «no lo vemos», pero podemos deducirlo, bien por el contexto (lo que se ha dicho anteriormente en la comunicación), o bien por la situación comunicativa. No debemos olvidar que el verbo es una palabra flexiva que nos aporta, entre otras, la información de número y persona, que hace referencia al sujeto.

    Los alumnos saldrán por esa puerta; después Ø se colocarán en varias filas, en el patio del colegio.

    (En este caso, la primera oración nos da la información sobre el sujeto de la segunda; como este no aparece, lo hemos indicado mediante el símbolo Ø, pero tiene como referente a Los alumnos).

Debemos tener cuidado para no confundir las oraciones de sujeto omitido (en las que, aunque «no veamos» el sujeto, sí lo hay), con las oraciones impersonales que veremos posteriormente (oraciones que, realmente, carecen de sujeto).

Sujeto omitido
Sujeto omitido

Sujeto agente y sujeto paciente

En este apartado, vamos a introducir unos conceptos que están relacionados fundamentalmente con la Semántica (el significado) de la oración; sin embargo, ya hemos visto cómo esta tiene repercusiones también en la Sintaxis. Por ello, retomaremos estos conceptos de «sujeto agente» y «paciente» más adelante, cuando veamos las características de las oraciones activas y pasivas.

  • Un sujeto agente, tal y como lo define la RAE, es aquel «que realiza la acción del verbo».
    El doctor ha examinado esta mañana al paciente.
  • Por el contrario, un sujeto paciente es aquel que «padece o recibe la acción del agente».
    El paciente ha sido examinado esta mañana por el doctor.
    (En este ejemplo, vemos que El paciente, que es el sujeto, pues concuerda en número y persona con el verbo, no es quien realiza la acción sino quien la padece).
Sujeto Agente y Paciente
Sujeto Agente y Paciente

Con esto finalizamos la lección de hoy, en la próxima explicaremos los diferentes tipos de predicado.

Índice del Curso de Sintaxis