Stolen House, juego de cartas para Android

Hoy quiero aprovechar el blog para comentar que ayer publiqué mi segunda aplicación para Android. No tiene nada que ver con la sintaxis, pero espero que el juego os entretenga entre análisis y análisis.

Podéis descargarla aquí:

https://play.google.com/store/apps/details?id=com.migflecha.stolenhouse

Stolen House es una versión de un juego de cartas que en España se conoce como ‘Ronda,Robada y Peleada’.
Se juega con una baraja de 40 cartas (se eliminan 8, 9 y 10). El objetivo del juego es acabar con más cartas que tu rival en tu casa o mazo.

Reglas del juego:
– Se reparten alternativamente 4 cartas en la mesa y 3 a cada jugador. En las 4 cartas de la mesa no podrá haber dos iguales (se entiende que dos cartas son iguales cuando tienen el mismo valor numérico pero son de diferente palo).
– Después de repartir las cartas cada jugador comprueba si tiene en su mano dos o tres cartas iguales. De ser así, se canta «Pareja» o «Trío» respectivamente y el rival deberá extraer del fondo de su mazo, una carta en caso de pareja o dos en caso de trío. El jugador las colocará al fondo de su casa. En caso de que el rival no tenga cartas suficientes en su mazo, se guardará la deuda hasta el momento en que se pueda satisfacer.
– Tras realizar la comprobación de parejas, comienza el turno. En toda la partida comenzará jugando la persona que no haya repartido cartas. Tras elegir una carta pueden ocurrir dos cosas:
1- no existe en la mesa ninguna carta igual, así que el jugador la deja en un hueco de la mesa.
2- existe una carta igual, así que el jugador coloca su carta encima de la otra carta igual que haya en la mesa, y va colocando debajo todas las cartas que sean inmediantamente superiores. Por ejemplo, si en la
mesa hay: QKA27 y el jugador juega una K, en su turno se llevaría a su casa un KKA2 que dejaría arriba en su mazo.
La carta que haya en la casa del rival, también cuenta para nuestra jugada, con la condición de que en caso de igualdad, debemos llevarnos antes la carta que haya encima de la mesa. Así que en un turno
podemos «Robarle la casa».
– Si un rival juega una carta a la mesa sin llevarse nada, e inmediatamente después jugamos nosotros la misma carta, diremos «Te la piso» y deberán darnos una carta de su casa.
– Si después de jugar una carta, nos llevamos todas las cartas de la mesa, diremos «Mesa limpia» y el rival deberá darnos una carta de su casa.
– Al finalizar la sexta ronda, si quedaran cartas en la mesa, se irán a la casa del jugador que se hubiera llevado la última carta. Tras ello, se comprueba el número de cartas de cada casa para determinar quien ha sido el ganador. En caso de empate a 20 cartas, el repartidor pierde.
– Se juegan partidas hasta que uno de los dos jugadores llegue al número de victorias determinadas.

(Visited 260 times, 1 visits today)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *